Introducción

Este foro es una espacio público para la discusión, el debate y el diálogo acerca del Net Art – y sus variadas manifestaciones – en Colombia.

El foro hace parte integral de la primera muestra de Net Art de la Biblioteca Luís Ángel Arango – Net Art Colombia: es feo y no le gusta el cursor.

Queremos invitar a todos los creadores, teóricos, escépticos y curiosos, a participar activamente en la búsqueda de un lenguaje en la red, que refleje las necesidades del país.

Las siguientes preguntas fueron formuladas por el curador de la muestra – Juan Devis – a los artistas participantes.
Estas son sus respuestas:

¿Está Colombia preparada para el Net Art?

Santiago Ortiz
Una gente ya estaba preparada hace rato: estudiantes de artes, diseñadores; en general, personas con acceso a computador interesadas en cosas no convencionales, experimentales. Imagino que este núcleo social crece moderadamente. Luego hay una gran mayoría, que aunque estuviera preparada en el sentido de tener acceso a una computadora con conexión a Internet, no le interesa ni le va a interesar el Net Art porque su curiosidad y su forma de divertirse marchan por otros lados. Aún así, siempre se puede sorprender. Pero esto depende más de si el Net Art es lo suficientemente abierto y sugestivo o no (yo no lo creo). El mundo del Net Art es para unos cuantos; es un universo cultural muy específico y demasiado ligado a una educación universitaria europea o gringa . La pregunta es si nosotros, los de este mundo “info-cultural”, estamos preparados para Colombia.

Alejandro Duque
No, como tampoco lo estuvo para reconocer el Mail Art. Pocos artistas en Colombia han trabajado esta práctica precursora. Uno de ellos es Tulio Restrepo. El Net Art, como fue concebido, ya no existe más. Fue un periodo histórico en el que participaron principalmente artistas del este de Europa. El mal llamado Net Art es generalmente diseño gráfico realizado con software privativo y con una finalidad comercial. Generalizando, podríamos decir que Colombia apenas empieza a estar preparada para el trabajo en colaboración en la red. Las obras están por venir, pero podrán llamarse de Net Art. Parte de la tarea de dicha práctica en Colombia será la de definir su propio nombre como actividad creadora.

Mauricio Arango
Hace siete años que no vivo en Colombia, así es que no soy la persona más adecuada para responder esa pregunta. Sin embargo, eventos como el que se va a realizar en la Biblioteca Luis Ángel Arango, y otras exposiciones de arte electrónico que se han realizado en Bogota, tienen la ventaja de abrir terreno para este medio y mostrar a una audiencia más numerosa lo que se está produciendo por dentro y por fuera del país.

Por otra parte, este tipo de obras tienen la ventaja de no estar atadas a ningún medio físico y de necesitar poca inversión para realizarse. Cualquier artista colombiano puede producir trabajos en línea y compartirlos con audiencias internacionales. Existen muchísimas comunidades en línea dedicadas al estudio y diseminación de este tipo de proyectos. Así pues, sin importar donde nos encontremos es muy fácil hallar una audiencia para estos proyectos.

Otras preguntas que vale la pena formular en este contexto son: ¿Qué tan lista se encuentra la crítica y curaduría colombiana para este tipo de trabajos? ¿Qué tanto trabajo académico y de investigación se desarrolla en este campo? ¿Qué tipo de apoyo institucional reciben los artistas que trabajan en este medio? Una presencia sólida del Net Art debe involucrar a artistas, curadores , críticos e instituciones como museos y galerías. Es alentador ver que la BLAA tiene interés por estos trabajos; ojalá que a exposiciones como esta les sigan talleres, charlas y más, pero muchas más exposiciones.

Cynthia Lawson Jaramillo
No, pero no creo que sea razón para no hacerlo. El mundo del arte colombiano hasta ahora está aceptando la fotografía y el video arte como formas plásticas de expresión. En nuestros países existen movimientos underground en los cuales hay un gran público para el Net Art. Colombia, como país y establecimiento cultural, es bastante tradicional en lo que acepta. Sin embargo, la juventud colombiana, creo yo, se siente más cómoda consultando una obra de Net Art que visitando una exposición en una galería o museo.

Carmen Gil
Sí y no. Existen espacios (instituciones educativas, galerías de arte, espacios de diseño y publicaciones) que realmente buscan explorar las posibilidades que las nuevas tecnologías permiten, como una plataforma de exploración y comunicación. Sin embargo, una gran cantidad instituciones y premios de arte siguen apuntando a la plástica en su concepción pictórica y no le abren su espacio a las nuevas tecnologías. Es importante crear más espacios, premios y reconocimientos a este tipo de trabajo que cada día crece más en Colombia.

Es relevante crear conciencia en la gente de que el arte tiene muchas posibilidades de expresión, pero ésta es una labor titánica en un país en el que la cultura se entiende como la sección de farándula al final del noticiero. Es labor de las instituciones culturales públicas y privadas buscar espacios para la difusión de estas prácticas. Marta Patricia Niño
Cada arte crea su público. Hay que recordar que el video arte tardó 25 años en ser reconocido como legítimo por las instituciones artísticas. Eventos como este preparan a Colombia para el Net Art.

Jaime Iregui
Asocio el Net Art con una serie de propuestas que se dieron en Europa y Los Estados Unidos en los años noventa. Me parece que para el caso de la producción local la categoría de Net Art puede resultar un tanto obsoleta. Pasa lo mismo con la forma de plantear la pregunta, de alguna manera supone eso de la Red es algo nuevo para este país, que todavía no se entiende, ni se utiliza como en otras partes del mundo. También supone que necesitamos un tipo de “preparación” cultural para que en nuestro medio pueda darse y “entenderse” un tipo de producción artística que utilice la Red. Es como si el Net Art fuese un indicador de lo evolucionado o subdesarrollado que es el arte en un país. En un medio como el colombiano, ese tipo de categorizaciones necesitan un mínimo proceso de traducción.

Fantasmas
Es difícil definir de cuál Colombia estamos hablando. En las zonas del país donde el contacto con los nuevos medios es normal y hace parte de la cotidianidad es factible que el Net Art sea la forma de arte más atractiva.

Santiago Echeverry
El acceso a la tecnología en un país en desarrollo hace que los recursos técnicos sean utilizados y preservados de manera muy conservadora. Sólo cuando el acceso y tecnología se vuelvan universales, los costos se reduzcan y el público se eduque, se podrá empezar a hablar de un Net Art eficiente por fuera del contexto académico. Cuando se empiece a generar no sólo contenido, sino tecnología local, se verá el nacimiento de un arte local efectivo en la Red. El Net Art o cualquier forma de arte que involucra tecnologías de punta, existe, cuando estas tecnologías se desacralizan, cuando los equipos se vuelven tan desechables que pierden su valor como objeto y adquieren mayor importancia como concepto.

Clemencia Echeverri
No creo que en este momento el artista colombiano esté cumpliendo un papel específico notorio en la Web , pero si pienso que empiezan a movilizarse las condiciones necesarias para participar mediante proyectos concretamente diseñados para este soporte. Para Colombia, este lugar de creación artística es relevante, ya que no sólo facilita bifurcaciones conceptuales de un proyecto definido, sino que claramente abre fronteras para ampliar aún más la visibilidad de la construcción cultural y artística que el país produce.

Mediante proyectos diseñados para la Web , esta conectividad podría llegar a producir una ruptura de las condiciones de aislamiento a la que ha estado sometida gran parte de la cultura y el arte de Latinoamérica ante las dificultades de difusión, movilidad y posición de países en desarrollo.

Cuarto Piso
¿Está Colombia preparada para el arte en general? Pero hablando específicamente de Net Art, que tiene el rótulo de novedoso para Colombia, éste puede llegar a irrumpir sobre temas y experimentaciones que las otras “técnicas o medios artísticos” no han tratado, o que por sus mismas condiciones intrínsecas no pueden resolver formalmente. 

Tupac Cruz
Colombia está preparada para cualquier tipo de arte que se arriesgue a desentenderse de los principios de exposición y justificación que rigen su producción y circulación en el contexto de la autodenominada esfera cultivada.

Angelo Contreras, Paula Rodríguez
Consideramos que el Net Art no puede ser analizado como un fenómeno local, o como una corriente artística que deba limitarse a los intereses de un país con el resto del mundo.  Internet ya no es simplemente un problema de soporte o técnica, plantea en sí mismo una problemática mucho más profunda que trasciende fronteras geográficas y culturales. Además del potencial de difusión, los artistas visualizan otros aspectos que aportan todo un nuevo universo a las artes. La posibilidad de interactuar con el público de cualquier lugar, en tiempo real y simultáneamente con muchos usuarios abre la posibilidad a propuestas fuera de los espacios convencionales establecidos en otras épocas del arte.

“Una forma artística no nace, entonces, por la mera aparición de un desarrollo técnico sino sólo cuando los desplazamientos que tales desarrollos de lo técnico en el mundo determinen transformaciones profundas que afecten la forma en la que los sujetos experimentan su propio existir individual, tanto en relación con la comunidad de la que forman parte como con su propio darse en lo temporal. Cuando esto ocurre, la necesidad colectiva de darse el relato que pueda dar cuenta de tales desplazamientos (y la insuficiencia que para pensarlos afecta a las formas preexistentes) presiona a favor de su aparición”.

BREA, José Luis. La era postmedia. Acción comunicativa, prácticas (post)artísticas y dispositivos neomediales. Salamanca: Editorial Centro de Arte de Salamanca, 2002. P.142

¿Código como lenguaje artístico? ¿Cómo traducir ese concepto en Colombia?

Santiago Ortiz
No es necesario traducir, basta con mostrar y ver a quién le interesa. Y si lo que se quiere es llegar a más gente, hay que ser estratégico ( la Luis Ángel Arango es un excelente sitio). Yo evitaría esnobismos y academicismos. Sobre todo, no trataría de hablar del Net Arto el arte digital como lo más vanguardista o como el futuro del arte (esto espanta a la gente, y con razón). Y si tuviera que seleccionar obras escogería las más transparentes, narrativas y menos autoreferenciales (a la gente no le interesa saber qué piensa jodi de una obra de 01001010101, basada en un texto de Donna Haraway). Justificar una obra o una exposición con una frase de un gran pensador es también muy pesado y espanta.

Hay un prejuicio que he visto instalado en museos e instituciones artísticas: el de que para comprender el arte digital hay que comprender primero el arte moderno, incluso lo que vino después: Fluxus , la posmodernidad, el arte conceptual. Es decir, que para el arte digital es necesario tener una cabeza ya familiarizada con la historia del arte y también con la tecnología, ya que el arte digital está al final de esa tradición.

Para mí esto no es cierto. Arte digital es algo que ocurre con luz, sonido; que eventualmente requiere una interacción (que podrá ser igual de fácil o difícil para quien ya esté familiarizado con la tecnología). Puede ser cualquier cosa, y puede estar inscrito en muchas otras tradiciones. Insisto: a todos nos gustan las historias.

Finalmente, una de las barreras para disfrutar este tipo de creaciones es el dilema de si esto es arte o no. Mi consejo es aniquilar de raíz esta discusión siempre banal, inútil, repetida, cargada de sofismas. Arte es aquello a lo que un grupo de personas están de acuerdo en llamar arte. Inversamente, no por ser (llamada) o no ser (llamada) arte, una creación digital es más o es menos. Por eso entre menos carga discursiva -sobre todo de tipo académico- cuente una muestra, más agradable y clara puede resultar. El énfasis debe estar puesto en facilitar la mirada y la interacción; evitar errores técnicos (que en estos casos son devastadores), guiar a la gente en aspectos de interacción que sean más difíciles. Entonces, no será necesario traducir.

Alejandro Duque
¿Hará falta dicha traducción? tal vez, en términos cronológicos, para que la institución del arte se ponga al día por un día. Pero son prácticas que no necesariamente se tienen que ver como ocultistas o que deban ser develadas. Es decir, el código rastrea el mundo. No es necesario mostrar el mapa pero sí disfrutar y crecer al navegarlo. En Colombia estamos en el proceso, y es tal vez más importante liberar un poco las mentes de los programadores de las taras de producción que la academia y la industria les impone. Después de esto vendrán muchos códigos que podrán ser juegos, plataformas de trabajo, software social, virus, hacks, y también, algo de arte.

Marta Patricia Niño
El código es algo más semiótico y significante que algo meramente funcional, minimalista y transparente, que desaparece detrás de un producto cualquiera. El código es considerado como otro tipo de poesía. Hay artistas como Sharon Hopkins que escriben poemas como este:

Appeal:
listen (please, please);
open yourself, wide;
join (you, me),
connect (us,together),
tell me.

do something if distressed;
@dawn, dance;
@evening, sing;
read (books,$poems,stories) until peaceful;
study if able;
write me if-you-please;

sort your feelings, reset goals, seek (friends, family, anyone);
do*not*die (like this)
if sin abounds;

keys (hidden), open (locks, doors), tell secrets;
do not, I-beg-you, close them, yet.
accept (yourself, changes),
bind (grief, despair);

require truth, goodness if-you-will, each moment;

select (always), length(of-days)

Santiago Echeverry
El código es una serie de comandos que otorgan instrucciones a una máquina. Obviamente, hay múltiples maneras de escribir un mismo comando, maneras que los programadores llaman “elegantes” (mayor eficiencia con menos líneas/instrucciones). Desde ese punto se podría considerar que mientras más elegante el código, más artístico será. ¿Pero para quién? ¿Para la comunidad de programadores? ¿Un arte destinado a un pequeño grupo de conocedores? Por qué no. No es algo que me apasione. Para mí es más una ciencia, pero si alguien lo quiere ver de esa manera, perfecto. Hay gente que dice que un guión de cine es una nueva forma de literatura. Desde mi perspectiva de realizador, no es más que una herramienta de producción, con unas reglas muy precisas y específicas que facilitan la realización del proyecto. El código de programación es exactamente lo mismo en términos de nuevos medios.

¿Internet como espacio público en Colombia?

Andres Burbano
Es difícil hablar de espacio público cuando en Colombia existen aún muchos sectores de la población que no tienen acceso a Internet. Deberíamos dejar de hablar de Internet como espacio público, y empezar a referirnos al deseo de construir un espacio público a través de tecnologías como la red y pensar en las estrategias para que esto ocurra.

Las tecnologías digitales han creado un mundo paralelo en donde la manipulación y el remix toman precedencia sobre la realidad física.

Las tecnologías digitales también hacen parte de la realidad física. Los datos, las visualizaciones, los flujos de información, hacen parte de un mundo físico; no por ser inmateriales forman parte de otro mundo. Es decir, la limitada noción de lo que usualmente habíamos pensado como fiscalidad es lo que se pone en juego.

Alejandro Duque
Desde mi punto de vista y mi trabajo con comunidades digitales, en Colombia aún hay mucho miedo, no solo a lo “tecnológico” sino también a la “discusión” o argumentación constructiva en listas de correo y similares. Ahora, en época del boom de los blogs , esto empieza a atomizarse; es decir, es individualizada y poco participativa, pero claro, no se pierde la esperanza de lograr dinámicas de mayor escala. Un ejemplo de ello es una lista creada en 2001 como parte de un curso dictado en la Universidad Nacional de Colombia, de manera paralela en Medellín y Bogotá. De dicha experiencia se creó una lista de correos llamada NerdArt , que aun hoy existe bajo el nombre de [[k.0_lab]] , que reúne a gente interesada en el trabajo visual, electrónico, de sensores, redes, etc. Gente de Medellín y Bogotá. Pero aún en dicha lista es difícil ver creación de pensamiento de manera colectiva.

A veces, parece que el efecto de los medios masivos de comunicación nos anestesiara toda capacidad de argumentar, criticar y discutir. Es como si los medios y el estado de guerra permanente prejuzgaran cualquier desencuentro como el punto final, en lugar de ser el punto de partida . Igualmente, una actitud mamerta o políticamente correcta cae como un velo moralista y condiciona todo tipo de ruptura creativa o combativa. Pero una cosa es cierta: la red de confianza crece lentamente.

Cynthia Lawson Jaramillo
Es imposible definir Internet como espacio público en Colombia si la mayoría de los colombianos no tienen acceso ni a computadores ni a la red. Un verdadero espacio público tiene que ser accesible a todos los ciudadanos. Si existe un verdadero movimiento hacia la compra de computadores baratos, instalados en bibliotecas, escuelas, y centros comunales, Internet podría tener un verdadero potencial como medio de comunicación y expresión. Incluso puede existir más libertad en Internet que en los tradicionales espacios artísticos. Todos los museos y galerías en nuestro país están abiertos al público, pero quienes los visitan constituyen un pequeño porcentaje de la población.

Claudia Salamanca
En diciembre de 2004, oí a Peter Lamborn Wilso n decir que la resistencia se había reducido a noches en vela frente del computador. Esto lo afirmaba al presentar el movimiento de secesión del estado de Vermont – Second Vermont Republic – de Los Estados Unidos, y dentro de esta posibilidad de autogobierno se proponía, como siguiente paso, además de su difusión en Internet, la realización de campos de verano donde se reunirían activamente las organizaciones y personas proponentes y sus simpatizantes, al igual que otros movimientos secesionistas.

La afirmación de Lamborn Wilson o Hakim Bay, referente a la reducción del espacio de libre comunicación a Internet, y la propuesta de un campo de verano, la traigo a esta pregunta presentando de antemano la idea de la reducción de lo público. Considerar a Internet como espacio público sugiere un resurgimiento de lo público en lo virtual. No obstante, esto requiere mucho más que su mera existencia. En otras palabras, Internet no es sinónimo de lo público. Internet, sus accesos, sus modos de trabajo y herramientas y comunicación, han sido colonizados durante los últimos diez años de manera masiva. Internet, como un lugar público, necesita ser reclamado a través de estrategias de software libre, servidores de libre uso, licencias copyleft , entre otras.

Retomando la segunda parte de la afirmación de Lamborn Wilson, ésta hace referencia a la necesidad de encuentro, negociaciones múltiples, bifurcaciones de lo virtual que puedan afectar y convocar, más allá de sus modos y nodos de enlace. Un campo de verano, como estrategia independentista, sonaba absolutamente discordante y hasta gracioso. Sin embargo, lo virtual debe trascender a lo físico, más allá de visiones utópicas o distópicas de virtualización. Es cierto, necesitamos con urgencia del espacio público y Internet se presenta como una posibilidad de recuperación, pero está aislada y no es suficiente . 

Daniel Gomez
Internet por si solo es un espacio excluyente, donde la “conectividad” y la “velocidad” son controladas por entes privados que tienen contacto con un número muy reducido de los pobladores. El poco contenido existente está enfocado en satisfacer las necesidades de esas pocas personas que pueden conectarse. Internet es un “espacio privado” en Colombia.

Luz Marina Tréllez
En Colombia, como en casi todas partes, el porcentaje más alto de la comunicación de la red está formado por el correo electrónico. Gran parte de este tiene un contenido exclusivamente personal. Sin embargo, también existen espacios de intercambio público. Un muy buen ejemplo podría ser el de Esferapública , es un espacio de discusión editado y moderado por el artista Jaime Iregui. La expansión de la Web y su presencia en los ámbitos cotidianos es otro espacio interesante: la integración con otros medios de comunicación como periódicos y emisoras radiales, y no solo como una versión en línea, ofrece nuevas posibilidades comunicacionales.

Anuncios

5 comentarios to “Introducción”

  1. Juan Says:

    Invitamos a todos los visitantes a que usen la pagina para crean un repositorio de informacion acreca del net art en Colombia. Si tienen ensayos, articulos, etc… por favor avisarle a nuestra Jardinera veronica o a mi o a juan esteban, para que los montemos en el blog.

  2. Andrés Fonseca Says:

    A propósito del arte y las nuevas tecnologías.
    Andrés Fonseca

    Nos preguntamos por el lenguaje. Nos preguntamos por lo que existe en estado latente, como fuerza y pulsión. Nos preguntamos por lo por-venir. Pero nuestras preguntas a veces caen en la desgracia de lo inoportuno, en un insospechado vértigo en el individuo, que la mayoría de veces o son absorbidas por eruditas respuestas y cuando no, sucumben a los epitafios de la reflexión que no aguarda con intensidad la contingencia que somos. Esto nos está pasando como infortunio. Pienso, nos falta más activismo en el pensamiento y en la creación para hurgar modos complejamente situados de intervención táctica que pueden instigar por los bordes dimensiones aún inexploradas de la red. No obstante no podemos desligar este tipo de exigencias a una cuestión institucional o del país, pero intuyo que la conversación se ha de abrir por todos los poros y vacíos que comparecen en la realidad cotidiana y planetaria.
    Intuyo que hay que trabajar en varios aspectos de manera conjunta, pero no sólo para hacer estallar el concepto de net-art, ni menos para traducirlo, ni para saber si Colombia está preparada sino para entrar en un estado de percepción inicialmente ventajosa respecto a las nuevas tecnologías como kairós de nuestra poscontemporaneidad. Esto puede ir de la mano con las estimulantes sugerencias de lo que el pensador Siegfried Zielinski denomina el arte después de los medios.
    El trabajo en las relaciones entre arte y tecnología, ha de tener varios niveles y sus posibles cruces: el investigativo en red, que quiere decir el conjunto de microinvestigaciones articuladas que tejan conversaciones en diversas partes del mundo y en donde se dé una lucha en los soportes como en la experimentación en sus conceptos y metodologías. Es pensar la investigación como software libre. Además otro punto es las intervenciones en los espacios de la ciudad, ya sea con redes inalámbricas, transmisiones, Fiestas Libres e instalación pública del software libre, creative commons, así como seminarios, conversatorios donde se articulen varias instituciones. Creaciones de sitios en la red para tales efectos, eso sí articulados con nodos activos, publicaciones y otros modos de diseminar el asunto. Habría que empezar también a trabajar en los desplazamientos conceptuales que se generan en la crítica cultural y la curaduría de este tipo de prácticas, así como activar el trabajo off-line, dadas las condiciones actuales de desconexión. Estas dinámicas han de ser procesuales para crear un pensamiento no tanto propio como emergente en lo que corresponde con nuestras circunstancias. Algunos llamados de José Carlos Mariátegui y Rodrigo Alonso, dos interesantes exponentes del pensamiento artístico de los nuevos medios en América Latina, plantean rasgos de cara al presente potencial de nuestro continente.
    Esto nos llevaría a pensar más allá de la lógica instrumental, en los saberes y lenguajes así como en metáforas sugerentes para entrar en contacto con la semántica profunda de la red-
    Dejo por ahí para abrir la conversación. Eso sí creo yo que hay que ir asumiendo lo que nos sostiene, la red que somos ya que se nos dificulta pensar conjuntamente, nos es aún muy difícil mantener suspendida la pregunta y por consiguiente el pensamiento en el tiempo. Por eso creo o más bien creemos que más que dar sentido el asunto hoy está por entrar en la pregunta, encarnarla, para que pueda emerger del corazón del nosotros nuevas destinaciones, riesgos artísticos, el suplemento necesario para empezar la fiesta. Invito a la lectura compartida del texto la Quinta Columna Digital escrita por Cibergolem en Gedisa (2005)

    Viernes 14 de Septiembre
    Bogotá-Colombia.

  3. Carolina Díaz Says:

    Intensidad creciente por el cursor

    Es interesante la puesta en escena de esta exposición, una forma de reunir intencionalidades dispersas y bastante diversas. Hace muchos años y en espacios como las universidades, festivales, etc… se vienen generando reflexiones en torno al uso de los “nuevos medios” con la posibilidad de que los trabajos desarrollados puedan conocerse y de esta forma tener canales de difusión. No se muy bien como deba prepararse un país para determinada expresión artística, las manifestaciones se dan, los creadores asumen nuevos formatos, y de esta manera lo que parece tan ajeno o foráneo se va volviendo una forma natural de expresión (legítima) y por fortuna bastante diversa, con la capacidad de poner en movimiento el pensamiento y la acción.
    Es interesante ver cómo ante una propuesta nuevas formas derivadas le suceden, como en el caso de Popular de Lujo, cuya presencia tan contundente en la red, inspiró varias de las propuestas que por el estilo podemos encontrar en la red. Bogowiki es una de ellas, su aparición en esta curaduría me parece afortunada en la medida en que plantea una visión mucho más amplia y abarcante de una práctica que a mi modo de ver si cuenta con la suficiente producción local como para hablar de netart en Colombia. Eso si, el término menos como slogan, más como expresión que de alguna forma hace entrever en el panorama una forma de operar, comunicar, conducir contenidos. La denominación no es ilusión cuando a mucha gente en este lado del charco, apuesta con intensidad creciente por el cursor.

    Mi primogénita web: http://www.mipagina.net/3cero6
    Proyecto realizado con un amigo en el 2002 y expuesto el año pasado en el segundo Festival de Artes Electrónicas del Museo de Arte Contemporáneo: http://www.macface.blogspot.com/
    El proyecto no se actualiza pero nada en un medio tan fértil muere para siempre… siguiente versión en proceso.
    Si tuviera que catalogarla según esta curaduría, yo diría que ella es muy Play with me.

    Carolina Díaz

  4. List Motywacyjny Says:

    Here I found some interesting opinion with which I agree. But there are also opinions that I would gladly podyskutował. Still, worth a page command.

  5. wechsler intelligence scale Says:

    Hi there! I know this is kinda off topic but I was wondering which blog
    platform are you using for this site? I’m getting fed up of WordPress because
    I’ve had problems with hackers and I’m looking at alternatives for another platform.

    I would be great if you could point me in the direction of a good platform.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: